Diferencias entre correa y cadena de distribución

Motor   |   10/04/2013

Correa de distribución vs cadena de distribución

Un error muy frecuente en el momento de adquirir un coche, sobre todo si es de segunda mano, es no fijarse si tiene montada una cadena o correa de distribución. Las diferencias en cuanto a rendimiento son prácticamente nulas, pero en lo relativo a mantenimiento no y es por ello por lo que hemos decidido detenernos a explicar las distintas diferencias entre ambos sistemas.

Correa de distribucion

Correa de distribución | Fuente: Wikipedia (ES)

La correa de distribución es el sistema que la mayor parte de los coches de nuestras ciudades tiene montado. Tiene grandes defensores, que alegan a su favor que la correa de distribución es más beneficiosa para el buen mantenimiento de las piezas del coche, tales como el motor. Sin embargo, de entrada conviene aclarar que esto es falso si tanto correa como cadena se encuentran el mismo buen estado. Las ventajas de las correas de distribución es que son mínimamente más silenciosas que las cadenas de distribución (si el coche ya tiene unos cuantos años, la diferencia de sonido es mayor) y que al tener que cambiarlas periódicamente prácticamente por obligación, se evitan por lo general posibles averías mayores. El intervalo de tiempo de renovación es cada 70.000-125.000 km (dependerá del modelo) o en su defecto revisarla cada 5 años, si en ese intervalo de tiempo no se han hecho tantos kilómetros.
La desventaja es el coste de ese cambio. Actualmente, la sustitución cuesta entre 200 y 500 euros (dependerá del taller y del modelo). Recomendamos encarecidamente que se contrasten precios en diferentes talleres, especialmente si nos adelantan que nos costará más de 350 euros. Asimismo, al ser una pieza delicada para nuestro coche, es recomendable hacerlo en un taller de confianza o, en su defecto, en uno oficial de la marca del automóvil.

Por su parte, la ventaja de la cadena de distribución es que no necesita ser cambiada ni mayor mantenimiento, los automóviles de hoy en día la tensan automáticamente en caso de destensión. No obstante, lo que por una parte es beneficioso, por otra puede ser perjudicial si el usuario de ese coche desconoce completamente su automóvil o es muy “dejado”. El motivo de esto es que una cadena de distribución también puede averiarse, aunque sea muy inusual. En caso de avería oiremos proveniente de la parte del motor un sonido muy característico y extraño, ya que cuando todo funciona bien no lo hace y si conocemos nuestro coche nos daremos cuenta enseguida. En caso de que se haga caso omiso de ese sonido, la cadena en mal estado ocasionará unos males mayores, cuya factura recordaremos el resto de nuestra vida.

En definitiva, nuestra recomendación es adquirir un automóvil con cadena de distribución si tenemos pensado darle bastante uso o si es de segunda mano. En caso contrario, no es un factor a tener apenas en cuenta.


Tags:

,

Comentarios (5)

Saber si tengo correa o cadena

23 abril 2013 / 11:55

Mi coche tiene 8 años y nunca he cambiado la correa de distribucion bueno supongo que sera correa y no cadena por lo normalito y viejo que es. Como puedo saber que es lo que tengo y que le puede pasar si no la cambio??????


juan

24 abril 2013 / 17:31

Es increible.


julio

18 octubre 2013 / 10:02

Tengo una kia carnival 2900 cri 185 cv del año 2006. No se si lleva cadena o correa


Miguel

2 enero 2014 / 21:13

Buen artículo, con claridad y sencillez.

Gracias


Claudio

19 junio 2014 / 05:03

muy buen articulo, claro y me parece buen punto a considerar al momento de comprar un vehiculo usado o no.

Gracias


Déjanos tu comentario

Nombre *

Email (no será publicado) *

* Campos obligatorios